lunes, 23 de enero de 2017

Reseña #48 "El vuelo del Jabirú"

Hoy traigo una reseña de novela del género Landscape, tan en auge últimamente, este género me gusta bastante porque nos permite viajar a distintos lugares sin movernos de nuestro sofá. En este caso nos trasladamos al norte de Australia, un lugar de naturaleza exótica e innumerables peligros.
Aquí mis impresiones...

Sinopsis:

Elizabeth Haran, la aclamada autora de El río de la fortuna, vuelve con una nueva aventura ambientada en Australia. Tras seducir a un millón y medio de lectores en Alemania y ser publicada en diez países, Haran se ha convertido en la mejor embajadora a la hora de retratar el continente rojo.
Inglaterra, 1941. Lara Penrose es una joven maestra que es trasladada a un remoto pueblo de Australia como «castigo». Al menos en sus cercanías fluye un idílico río, se dice Lara, pero tal consuelo dura lo que tarda en descubrir que en sus aguas moran cientos de cocodrilos que tienen aterrorizados a los aldeanos. Pronto la joven se involucra en la búsqueda de una solución al problema: un atractivo cazador de cocodrilos cuyo encanto será difícil ignorar…


Datos técnicos:

Páginas: 560 / Formato: 15 x 23 cm / ISBN: 978-84-666-5936-9

Opinion personal:

Lara Penrose es una joven maestra que ejerce en un colegio de Inglaterra, vive sola junto a su padre ya que su madre falleció cuando ella era pequeña. El padre de Lara es un amante de los caballos y trabaja como jefe de cuadra en los establos de un noble inglés de mal carácter y amargado. Un día Lara asiste a una competencia ecuestre en la que participa uno de sus alumnos, el pequeño Harrison, hijo de Lord Hornsby, el jefe de su padre. Lara va a la competencia principalmente para apoyar al pequeño Harrison, quien participa en las competencias solo por complacer a su padre, ya que en el fondo le teme a los caballos y sus intereses distan mucho de aquel deporte. Durante la competencia el pequeño Harrison se accidenta y su padre en vez de consolarlo lo increpa por ser un débil, Lara que escucha toda la pelea, interviene y pone furioso al Lord, quien da un mal paso y cae lastimándose la cabeza, como venganza acusa a Lara de haberlo agredido y la policía no tarda en caerle encima y llevársela prisionera.

El juez de su caso que es pariente de Hornsby sospecha que Lara es inocente, sin embargo las presiones lo obligan a condenarla y para evitarle estar en prisión por mucho tiempo, le propone enviarla como maestra a una remota zona del norte de Australia, a lo que Lara por supuesto acepta. Corre el año 1941 y Lara deberá dejar solo a su padre con el temor de segunda guerra mundial en ciernes.

Así llega hasta la ciudad de Darwin en Australia, en donde la espera Colin, un simpático residente que la llevará hasta su último destino, el pequeño poblado Shady Camp, en las orillas de un lago, que es poco más que un caserío. Aquí Lara se verá agobiada por el calor, la humedad y un sinnúmero de insectos y animales que la aterrorizan, pero también se encontrará con un paisaje tan indómito como maravilloso, y con los habitantes del pequeño poblado que harán todo lo posible por que ella se sienta cómoda y logre hacer funcionar la escuela para los pocos niños que allí habitan.

Al poco de llegar Lara descubre que no solo bichos habitan el lugar y tiene un terrorífico encuentro con un gigantesco cocodrilo casi en la puerta de su casa, por lo que decide contratar a un cazador de cocodrilos para que despeje la zona de estos animales para que no sean un peligro para sus niños. Es así como llega Rick, un guapo cazador de cocodrilos que se encargará de trasladar a los cocodrilos a otra zona, y que pronto se transformará en algo mas que su empleado.

Así pasan los días y comienzan una serie de aventuras y vicisitudes que deberá enfrentar nuestra protagonista, la dura vida en esos confines del mundo, la llegada de los ataques japoneses durante la guerra, la relación con los nativos de la zona, como buena novela Landscape, nos traslada hasta el lugar y nos sentimos viajando junto a los protagonistas por esos recónditos parajes.

La prosa es muy fluida, narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, con abundancia de diálogos, algunos muy divertidos, que hacen que se lea de un tirón.

Me ha parecido una novela muy entretenida, con algún pasaje final que quizás me pareció un poco forzado y que no venía a cuento con el resto de la historia, un añadido innecesario a mi parecer. Una historia de aventuras donde nuestra protagonista vivirá numerosos sucesos que condimentan la historia, encuentros y desencuentros que nos tendrán con el corazón en la mano.

En resumen un buen libro para conocer un poco más de Australia, viajar por sus exóticos paisajes a la vez que nos sumergimos en una historia que sin duda entretiene.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el ejemplar!!

Calificación: 7/10




4 comentarios:

  1. Hola! Primero que nada gracias. La verdad es que desconocía el género lanscape. Ha sido un descubrimiento. Y la historia parece encantadora romance con algún tinte de historia y algo que me recuerda un poco al Velo Pintado que me encantó.

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Me encantó la historia, más que el argumento en sí, me gusta la ambientación y el viaje en el tiempo a otros lugares. Eso me me maravilla. Lo que encuentro un poco cliché es lo del "guapo cazador de cocodrilos". Yo lo sacaría de cuajo jaja. Mitad me gusta, mitad no. Ya veremos jaja Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me atrae la ambientación y me la apunto, a pesar de tus peros con ese acontecimiento al final de la historia. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    La verdad que el libro me sonaba y me parece interesante, sobretodo si te da pie a conocer un lugar como Australia, así que no lo descarto.
    Besos!

    ResponderEliminar