martes, 2 de octubre de 2018

Reseña #126: "La Casa del reloj en la pared"

A raíz de la salida a la pantalla grande de esta novela es que la Editorial Penguin Random House ha reeditado este libro de John Bellairs, escrito hacia el año 1973, y que dio inicio a una serie de libros de misterio para niños y jóvenes, una lectura liviana y envolvente, que se lee en un suspiro, aquí les cuento mis opiniones...

Sinopsis:

Después de la muerte de sus padres, Lewis debe irse a vivir a la mansión de su excéntrico tío Jonathan. Pronto descubre que su tío y su vecina, la señora Zimmermann, no solo son un poco extraños, sino que ambos son magos.

Pero ¿Qué es ese inquietante tic-tac que resuena en la casa? ¿Qué peligros se esconden dentro de las paredes de la mansión?

Datos técnicos:

  • Título: La casa del reloj en la pared (Los casos de Lewis Barnavelt 1)
  • Autor (es): John Bellairs
  • Sello: ALFAGUARA INFANTIL JUVENIL
    • Formato, páginas: RÚSTICA, 180
    • ISBN: 9789563840803
    • Colección: Alfaguara infantil & juvenil
    • Edad recomendada: A partir de 9 años

Opinión personal:

La verdad es que con este libro salí de mi zona de confort, no soy muy asidua a leer libros enfocados a un público mas bien infantil o juvenil, sin embargo la temática de este me llamó mucho la atención, misterio, mansiones embrujadas y un ambiente gótico, y la verdad es que el libro, leído con ojos de niño, era lo que me esperaba.

Corre el año 1948 y el pequeño Lewis, de tan solo 9 años, acaba de quedar huérfano, tras lo cual deberá ir a vivir con su tío Jonathan a un pequeño pueblo en el estado de Michigan. 

Todos los nervios y el temor que lo acompañan se disipan al encontrarse con Jonathan, para su suerte su tío es un personaje amable, que lo recibe de manera cálida, aunque sin duda es un tipo algo excéntrico, así como lo es también la gigantesca mansión en la que habita. Nada mas llegar conocerá a la cariñosa y singular vecina, la Señora Zimmermann, quien se encarga de mantenerlos bien alimentados y de pelear constantemente con Jonathan por nimiedades, a través de diálogos divertidos, veremos su singular relación.

Pero mas pronto que tarde Lewis descubre que existe un misterio que rodea a la mansión, un incesante tic-tac que parece salir de las paredes y que tiene obsesionado a su tío y a su vecina, por lo que el pequeño se las dará de investigador y tratará de descubrir que es lo que se esconde tras los muros de esa vieja casa, que parece tener relación con sus antiguos dueños, y que provoca el misterioso comportamiento de Jonathan y su amiga.

Además de esto Lewis deberá lidiar con su nueva escuela, el niño será el "gordo" del curso, por lo que es rechazado por sus compañeros, encontrando la amistad tan solo en un niño, "Tarby", pero para conservar esta amistad, se le ocurrirá un plan que podría poner en peligro no solo su vida, si no el destino de la humanidad.

Poco mas se puede contar de la trama, para no arruinar el misterio, agregar que el libro esta contado de manera extremadamente sencilla (tal vez demasiado), pero creo que para el lector al que esta enfocado la novela funciona perfectamente, la ambientación sin caer en muchas descripciones logra trasladarnos a ese remoto pueblo, sin embargo se podrían haber aprovechado mejor algunos puntos, como el reloj que da nombre al libro, y cuyo destino final no reviste mayor importancia, además la resolución del conflicto se da de manera un tanto apresurada, restándole emoción, los personajes son bastante singulares, y de quien mas conoceremos es obviamente de Lewis en conjunto con el tío Jonathan y la Señora Zimmermann, de quienes tal vez me hubiese gustado una mayor profundización, sobre todo en el tema de sus poderes mágicos.


En resumen una novela que se debe leer como dije mas arriba con "ojos de niño", y que de esta forma nos traslada a una noche fría y lluviosa, con galletas recién horneadas y un misterio por resolver, con suaves toques de misterio gótico que sin duda deleitarán a los jóvenes de la casa, un libro que se lee rapidísimo, con una gráfica atractiva y fácil de leer, una historia sencilla y sin pretensiones para disfrutar en familia.

Muchas gracias a Me gusta leer Chile por el ejemplar!!

Calificación: 7/10

6 comentarios:

  1. Sé que siempre se ha dicho que no hay que juzgar a un libro por su portada, pero rara vez me he equivocado con esa primera sensación, y éste tiene una portada estupenda, así que me lo apunto para futura lectura. Gracias por la reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola :D
    No lo conocía y la verdad es que amo los libros juveniles así que me lo anoto :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me pilla un poco lejos en edad pero sí se me ocurre a el hijo de una amiga al que se lo podría regalar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa!
    Yo tampoco suelo leer muy a menudo libros tan juveniles, pero si que de vez en cuando y como uno me llame bastante le doy una oportunidad y lo cierto es que hasta ahora todos los que he leído me han encantado, me gusta mucho lo que cuentas sobre este no me importaría leerlo, seguro que me hace volver a mi infancia cuando leía este tipo de libros y lo disfruto bastante.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥

    ResponderEliminar
  5. Sí... A veces he leído títulos más bien juveniles que me han encantado oye!
    De este libro lo que más me mola es ese toque gótico ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Cuando me enteré que la película venía de un libro quedé :O (siempre tienen un libro, o generalmente XP)
    Es por eso que me llamó mucho la atención esta reseña y entré a leerla. Sin dudas ya he leído otros libros de este tipo (infantil/juvenil) y no tendría problema de leer de la temática. Yo creo que con el número de páginas que posee tiene sentido que no esté relatado muy profundamente, así que sin dudas me llevo la idea de quizá leerlo en algún momento
    Me alegro que lo hayas disfrutado a pesar de que no sea un género que suelas leer
    Un besop

    ResponderEliminar